El sofá es un mueble que no puede faltar en nuestros espacios. Una mala decisión o impulso te puede hacer que lamentes esta adquisición. Muchas personas cometen errores cuando están buscando la pieza ideal para su nuevo lugar, ya que los detalles más mínimos pueden hacer la diferencia entre comodidad o querer aventar el sofá por la ventana. Por este motivo, te compartimos algunos tips para que éste termine siendo de tu agrado.

1. El espacio disponible

Muchas veces puede parecer que encontraste el sofá indicado, te encanta el color, la textura y los materiales; todo podría encajar perfecto con el estilo que quieres lograr, solo que el tamaño no es el indicado.  Si es más pequeño, habrá mucho espacio vacío; si es más grande, puede ser un estorbo para el movimiento y el acomodo de otros muebles. Tomar las medidas del espacio disponible es nuestro primer filtro para realizar esta compra.

2. Las personas que vivirán en ese lugar.

Si vives por tu cuenta o en pareja es más fácil tomar una decisión; puedes escoger un sofá de acuerdo a tus necesidades y gustos, en cambio, cuando hay niños, lo primero es pensar en un mueble con formas "seguras" y en materiales que sean resistentes.  Pequeños e importantes detalles que debemos cuidar para la comodidad de todos. 

3. ¿Qué uso le darás al sofá?

Muchas veces queremos que sea una pieza elegante, fina y a la vanguardia, pero otras veces preferimos que sea algo cómodo y suave donde puedas quedarte por horas viendo televisión. Tenemos que tener en mente cuál de estas cosas preferimos y qué es lo que necesitamos.

4. ¿Dónde estará ubicado?

En la sala, en tu habitación o en el jardín. Esto se relaciona mucho con el uso que le darás. Si sabes que estará en tu sala y es un lugar que tiene poco uso, puedes colocar muebles más estilizados o finos, que no se lleguen a maltratar pronto con su uso constante y que resalten por su diseño innovador; en cambio; si lo colocas en tu habitación, puede que necesites algo más pequeño, sencillo y cómodo.

5. El estilo.

Con base en todas las necesidades anteriores, la última consideración es que te guste. Existen muchos estilos: clásicos, bohemios, minimalistas, etc. Elige el que más se adapte a lo que estás buscando y a la decoración que planeas tener en toda la habitación. El sofá es una pieza clave y que resalta mucho en cualquier lugar que este. Lo mejor es invertir en algo bueno, que sea lo que necesites y que también sea de tu gusto. Recuerda que es un mueble que puede durar varios años y disfrutarse al máximo.

CONTINUE READING